miércoles, 10 de octubre de 2018

Miércoles - Oración de la noche

En esta noche haz una oración para que Dios le dé a toda tu familia un sueño tranquilo y reparador, protegidos por su mano poderosa.

Dios eterno, gracias por esta noche, tú nos cuidas y nos proteges como familia, siempre estás a nuestro lado, nos libras de peligros, nuestra ayuda viene de ti que eres el creador del cielo y la tierra.



Cuando vamos a descansar te rogamos que protejas a toda la familia, cúbrenos y danos un sueño tranquilo y bendecido, que conciliemos el sueño con facilidad sin angustia ni temores.


Gracias Dios por darnos paz, por bendecirnos con serenidad, que tengamos salud y fuerzas para seguir adelante.

Te pedimos que nos des unión y armonía, que nos comprendamos como familia y que nos animemos unos a otros. Gracias por el amor que pones entre nosotros. En esta noche te ruego que seas escudo alrededor nuestro, que tu amor sea llenando nuestros corazones de ti.

Gracias por tus ángeles que son guardianes en nuestro hogar, líbranos de malvados, de toda obra del mal.

En tus manos dormimos tranquilos y confiados porque eres el Todopoderoso y en tus manos estamos seguros. Buenas noches, Señor. Amén.

Lectura Bíblica para leer antes de dormir en: 1 Pedro 1:3-12

Una esperanza viva

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 

4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 

5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 

6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 

8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 


9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 

11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. 

12 A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario