martes, 14 de agosto de 2018

Miércoles - Oración de la mañana

Señor, en este nuevo día me abrazas con tu bendición y tu cuidado, gracias por estar a mi lado, por sostenerme cuando voy por el camino, ayúdame en este día a serte fiel a no desviarme en las tentaciones ni en vanidades.



Ayúdame a ser valiente, a no temerle a los retos, a la vida ni a los problemas, que con valentía enfrente la vida, que este día sea bueno porque lo viviré con fe y con valor.

En este día sé que veré tu bondad alrededor de mí porque tú eres bueno, Dios bueno. Hoy me armo de valor y pongo mi confianza en ti, mi Señor bendito.

Te pido me tomes de la mano, me des la fortaleza que necesito y dame la sabiduría para hacer el bien, vivir gozoso y dar lo mejor de mi en cada cosa que realice. Pueda yo dar amor a los que me rodean, comprender que el prójimo es hijo tuyo y que los amas de la misma manera en que a mi me amas.

Señor, mi Dios, aunque tenga oposición del enemigo sigo creyendo que eres el Poderoso Salvador, quien me ayuda y me da la victoria en este día. 



Hoy quiero hacer tu voluntad y no la mía, ir a donde tu me envíes, poder llevar tu Palabra a todo aquel que lo necesite, siendo ejemplo y dando un buen testimonio. Gracias Dios por estar conmigo, en esta mañana pongo mi vida en tus manos, tú eres mi luz y mi salvador, tú proteges mi vida. Amen.



Lectura Bíblica en: Isaías 25:1-12 Cántico de alabanza por el favor de Jehová

1 Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

2 Porque convertiste la ciudad en montón, la ciudad fortificada en ruina; el alcázar de los extraños para que no sea ciudad, ni nunca jamás sea reedificado.

3 Por esto te dará gloria el pueblo fuerte, te temerá la ciudad de gentes robustas.

4 Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro.

5 Como el calor en lugar seco, así humillarás el orgullo de los extraños; y como calor debajo de nube harás marchitar el renuevo de los robustos.

6 Y Jehová de los ejércitos hará en este monte a todos los pueblos banquete de manjares suculentos, banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos purificados.

7 Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones.

8 Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.

9 Y se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.

10 Porque la mano de Jehová reposará en este monte; pero Moab; será hollado en su mismo sitio, como es hollada la paja en el muladar. 



11 Y extenderá su mano por en medio de él, como la extiende el nadador para nadar; y abatirá su soberbia y la destreza de sus manos.

12 Y abatirá la fortaleza de tus altos muros; la humillará y la echará a tierra, hasta el polvo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario