miércoles, 15 de agosto de 2018

Martes: Oración de la mañana

Mi Dios Omnipotente gracias por habernos permitido llegar a este día, Ilumínanos con tu poder, para que durante este día no caigamos en pecado alguno.

Bendice nuestros pensamientos, para que se acoplen a tu bondad y no a la nuestra. Ayúdanos a ser sabios al hablar, para que no ofendamos a nuestros hermanos. Guía nuestra jornada de trabajo, nuestra salida y regreso a nuestros hogares.

Permite que en este día no nos falte el alimento, que por medio de nuestro trabajo, y dignamente lo llevemos al hogar.
  
Te pido por aquellos que enfrentan las pruebas, por las familias que en discordia están y por los que atraviesan el sufrimiento sana sus corazones que han sido dañados.

Por los presos y los enfermos, por nuestros hermanos. Te suplico tu bendición en este día.  Amén.




Lectura Bíblica en: Filipenses 4:1-7 Regocijaos en el Señor siempre

1 Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados.

2 Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor. 

3 Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.

4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos! 

5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. 

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 

7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario