lunes, 2 de julio de 2018

Oración de la mañana del dia Martes

Padre Santo en esta mañana vengo adorarte, a glorificar tu nombre pues tuya es toda la alabanza. Gracias mi Dios por tus muchas bendiciones, por tu infinito amor y misericordia, te entrego hoy mi vida y mi corazón has en mi tu voluntad.



Padre hoy te pido que me ayudes en este día, ayúdame a vencer cada obstáculo que se atraviese en mi camino, te pido me des la victoria ante las tentaciones. Te pido también me ayudes a perdonar y saber pedir perdón a los que ofenda, te pido pueda yo escuchar tu voz y cerrar mis oídos a la voz del enemigo y a las murmuraciones de la gente, mis labios hablen solo palabras sabias, y palabras que te alaben, no sea yo necia en ningún momento, si no que sea una persona digna de ser llamada tu hija.

Te pido por mi familia, cuídalos y protégelos donde quiera que ellos vayan, tu sabes mi Dios cuanto peligro hay al salir de nuestros hogares y aun dentro de ellos, por eso te pido nunca los abandones, protégelos de cualquier accidente, y habites en nuestros hogares.




Dame la paciencia que necesito y quita de mi vida el mal carácter, sea yo una persona humilde , sensata, sabia y de buen corazón, pueda yo dar buen testimonio hacia los demás, que mi boca y mis hechos alaben tu nombre.

Gracias mi Dios por ser tan bueno conmigo y porque se que estas atento a mis oraciones. Amen.



Lectura Biblica de hoy en: 1 Pedro 5:1-11

Apacentad la grey de Dios

1 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: 

2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 

3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. 

4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria. 

5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:
Dios resiste a los soberbios,
Y da gracia a los humildes.

6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 

8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 

9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 



10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 

11 A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario