jueves, 14 de junio de 2018

Oración de la mañana del día Viernes y lectura biblica

Amado Dios, gracias por permitirme ver un nuevo amanecer, al abrir mis ojos puedo ver tus bendiciones, pues la vida es algo hermoso porque te tengo en mi vida y tengo todo lo que me has dado, mi familia, mis amigos y hoy te pido por ellos, pues deseo que tu gran amor los abrace y llenes sus vidas con tus bendiciones.



Gracias por el bello hogar que me has dado, pues aunque no sea una gran mansión, en ella habitan unas de las personas que mas amo, y gracias a ti es que nunca nos a faltado alimento, pues tu cuidas de nosotros a cada día.

Mi Dios en este día también vengo a entregarte mis luchas, mis necesidades, mis problemas. Tu eres mi refugio, mi esperanza y mi vida, y se que Tu eres quien me ayuda y me da la victoria en cada prueba.

Te doy mi vida entera, mis pensamientos, mis palabras y mis acciones, quiero ser un vaso útil, un instrumento para tu obra, quiero compartir las bendiciones que me das a cada día, quiero compartir de tu gran amor.

En tus manos pongo mi vida, la de mi familia y de todas las personas que amo, y también pongo en tus manos la vida de toda aquella persona a la que quizás yo no sea de su agrado, pues dice tu palabra que debemos amar a nuestro prójimo. Te pido nos cubras con tu amor y llenes nuestra vida con tu luz para que ilumines nuestro camino y guíes nuestros pasos.



Amado Padre, estoy confiada que hoy será un día lleno de bendiciones y hoy nada podrá faltarme, pues mi vida solamente necesita tu presencia y tu amor para ser completamente bendecida, amen.




Lectura Bíblica de hoy en: Isaías 1:10-20 Llamamiento al arrepentimiento verdadero

10 Príncipes de Sodoma, oíd la palabra de Jehová; escuchad la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra.

11 ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.

12 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?

13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.

14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.

15 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.

16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;

17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.



18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra;

20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario