viernes, 22 de junio de 2018

Oración de la mañana del dia Sabado

Mi amado Padre, hoy vengo ante ti en este bello amanecer, a darte las gracias por tu inmenso amor y todas tus bendiciones que mas has dado hasta el día de hoy, me has dado las fuerzas para vencer las pruebas que han venido a mi vida, pues tu eres quien pelea por mi y en ti la victoria es segura.



Hoy será un día con nuevas experiencias y aprendizaje, te pido que no me abandones y me tomes de tu mano, ilumina mi vida y llévame por el buen sendero y ayúdame a tomar buenas decisiones.

En tus manos pongo mi vida, te pido cuando pase alguna dificultad pueda yo avanzar con fe y confianza, seguro que tu estas junto a mi en cada momento guiándome con tu amor y ternura

Ayúdame a ser útil en tus manos, y poder amar y servir a mi prójimo, poder comprender al necesitado y poder dan un buen testimonio, que no me vea solo yo, que no vea solo mis necesidades, si no ver también las necesidades de mi prójimo y poder ayudarle cada vez que sea posible.

Te pido bendigas mi vida, mi hogar, mi familia y también a mis amigos. Te pido nos des sabiduría para poder hacer buenas elecciones, fuerza y valor para cumplir con nuestras actividades, paciencia para poder aguardar por la abundante cosecha, firmeza para permanecer en nuestra fe, comprendemos que tus planes son perfectos y pase lo que pase, tu sabes lo que haces en nuestras vidas y siempre haces lo mejor para tus hijos.

Te pedimos también que nos protejas, Tú eres nuestra roca y nuestro refugio seguro, en Ti nos resguardamos y bajo tu hermoso manto de paz reposamos, Amén.




Has esta oracion con fe, creyendo que Dios te escucha y contesta conforme a su voluntad.
También te invito a leer la siguiente lectura Bíblica. 


Lectura Bíblica de hoy en: Gálatas 5:1-15

Estad firmes en la libertad

1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. 

2 He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. 

3 Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. 

4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. 

5 Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia; 

6 porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor. 

7 Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? 

8 Esta persuasión no procede de aquel que os llama. 

9 Un poco de levadura leuda toda la masa.

10 Yo confío respecto de vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo; mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea. 

11 Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? En tal caso se ha quitado el tropiezo de la cruz. 

12 ¡Ojalá se mutilasen los que os perturban!

13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. 



14 Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 

15 Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario