martes, 26 de junio de 2018

Oración de la mañana del dia Miercoles

Amado Padre, en este nuevo día te agradezco por la vida, por tus muchas bendiciones, porque me permites despertar un día más, una vez mas me muestras tu inmenso amor y tu mucha misericordia.



Te pido hoy me ayudes y me guíes por el camino correcto, ayúdame hacer hoy tu voluntad y te pido perdón por mis fallas de ayer, te pido hoy me des la fortaleza ante las pruebas y ayúdame a no caer en la tentación ni pecar contra ti.

Te doy las gracias por todo lo que me has dado, porque nunca me has abandonado, me das un techo, me das el alimento de cada día, y sobre todo has puesto en mi vida personas a las cuales amo con todo mi corazón.

Hoy quiero pedirte por mis padres, te pido que los ayudes a seguir adelante, gracias mi Dios por la sabiduría que les has dado para crearme y sacarme adelante, y por el buen ejemplo que me han dado. Te pido que no los abandones, tómalos de sus manos en este día y cuídamelos por donde quiera que ellos vayan, y ayúdame a demostrarles mi amor.




También te pido por mis hermanos y amigos, cuídalos y guíalos, ayúdame a saber tratarlos sin lastimarlos, dame mas amor para ellos, dame la paciencia que necesito para no airarme y si alguna vez nos ofendemos ayúdanos a perdonarnos y seguir unidos y nada nos separe.

Hoy te entrego mi vida y pongo la vida de las personas que amo en tus manos, yo se que si estamos en ellas nada malo podrá pasarnos, nada que tu no permitas, pues todo lo que tu haces es para bien de tus hijos.

Te pido en este nuevo día me des tu amor y tengas misericordia de mi, te lo pido en el nombre de mi Amado Jesucristo. Amen. 



Lectura Bíblica de hoy en: S.Juan 3:1-15

Jesús y Nicodemo

1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 

2 Éste vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 

3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 

4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 

5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 

7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 

8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. 

9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? 

10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? 

11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio. 

12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? 

13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. 



14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 

15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario