martes, 12 de junio de 2018

Oración de la mañana del día Miércoles

Amado Dios hoy te doy gracias por la vida, porque me has permitido abrir mis ojos un día más, gracias por sostenerme en tus preciosas manos, por mantenerme segura en ellas, puedo confiar plenamente en ti, pues tu siempre estas atento a mis oraciones.

Gracias también por la vida y la salud que me permites a mi y a mi familia. Pongo en tus manos este nuevo día, la vida de cada uno de nosotros, te pido nos cubras con tu sangre preciosa de todo mal, defiéndeme de todo ataque del enemigo, que nada pueda dañar mi vida, y aunque hoy vengan pruebas a mi vida, ayúdame a mantener mi fe firme en ti.


Y si por algún motivo tuviésemos que atravesar alguna tempestad, por favor permanece a nuestro lado, dándonos la fuerza para salir adelante.

Ayúdanos a reconocer que tus planes son perfectos y que muy pronto esa situación que hoy parece una difícil prueba, se habrá de convertir en una hermosa bendición.

Tú eres mi esperanza, mi guía y mi verdad y de nada temo porque sé que Tú estás conmigo. En tus maravillosas manos pongo este día que empieza. Por favor protégenos, oriéntanos y llena nuestras vidas de tu hermoso amor. Gloria a Ti amado Dios, porque eres el rey de reyes y señor de los señores, Amén.




Lectura Bíblica de hoy en: Colosenses 3:5-17


La vida antigua y la nueva
5Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; 6cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, 7en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. 8Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. 9No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombreEf. 4.22. con sus hechos, 10y revestido del nuevo,Ef. 4.24. el cual conforme a la imagen del que lo creóGn. 1.26. se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.
12Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otrosEf. 4.2. si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.Ef. 4.32. 14Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 15Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. 16La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. 17Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario