lunes, 4 de junio de 2018

Oración de la mañana del día Martes - Lectura Bíblica en: Salmos 33:1-22

Padre Santo en esta hermosa mañana pongo mi vida en tus manos, ayúdame a vivir este día con fe, saber que pase lo que pase tu estarás conmigo en cada momento, si ayer te falle te pido perdón, hoy es una nueva oportunidad que me das para vivir conforme a tu voluntad, pues mi vida te pertenece.


También te agradezco por todo lo que me has dado, porque tu misericordia a sido grande conmigo y mi familia, tu amor nunca me ha dejado y has estado conmigo en cada momento.

En las pruebas has sido mi fortaleza, me has ayudado a superarlas, a vencerlas porque tuya es la victoria.

Cuando estoy enferma tu me has sanado, le das consuelo a mi corazón cuando está afligido;Hoy te pido por la persona que esta leyendo esta pequeña oración, que le ayudes en lo que esta pasando, dale lo que necesita.

Gracias por la vida y la salud, no tenemos como pagarte tu grande amor, tuya es mi vida y mi corazón, amén. 



Lectura Bíblica de hoy en: Salmos 33:1-22 Alabanzas al Creador y Preservador

1 Alegraos, oh justos, en Jehová; En los íntegros es hermosa la alabanza.

2 Aclamad a Jehová con arpa; Cantadle con salterio y decacordio.


3 Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo.

4 Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.

5 Él ama justicia y juicio; De la misericordia de Jehová está llena la tierra.

6 Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.

7 Él junta como montón las aguas del mar; Él pone en depósitos los abismos.

8 Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo.

9 Porque él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió.

10Jehová hace nulo el consejo de las naciones, Y frustra las maquinaciones de los pueblos.

11 El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones.

12 Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, El pueblo que él escogió como heredad para sí.

13 Desde los cielos miró Jehová; Vio a todos los hijos de los hombres;

14 Desde el lugar de su morada miró Sobre todos los moradores de la tierra.

15 Él formó el corazón de todos ellos; Atento está a todas sus obras.

16 El rey no se salva por la multitud del ejército, Ni escapa el valiente por la mucha fuerza.

17 Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar.

18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,

19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.

20 Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.


21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado.

22 Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario