viernes, 25 de mayo de 2018

Oración de la mañana del día Sabado

Padre Santo, hoy te doy gracias por todo lo que me has dado, la vida, la salud, mi familia y amigos, gracias por tus grandes bondades.

Gracias porque nunca me has abandonado, tu amor a sido muy grande, te entrego mi vida y mi corazón, gracias por moldear mi vida aunque el proceso sea doloroso tu propósito en mi vida es perfecto y yo en Ti confío Padre.




Te agradezco porque siempre has estado conmigo en los momentos mas difíciles, cuando me sentía sola y necesitaba un abrazo, alguien que me escuchara y comprendiera, tu estuviste ahí conmigo dándome consuelo, yo no podía comprender porque me pasaba eso, pero aprendí a confiar en ti, aprendí que todo es por un propósito tuyo, y ahora gracias a esa prueba es que me has hecho más fuerte, me enseñaste a confiar en ti, y te agradezco por estar a mi lado, permitiste muchas cosas en mi vida, pero en medio de esa prueba tu nunca me abandonaste, tenías un propósito en mi vida, y con el tiempo lo comprendí, gracias a ti soy lo que soy ahora, mi vida no sería nada sin ti.

Gracias mi Dios por todo, gracias por tu infinito amor, por tu misericordia y tu grande amor, mi vida y la de mis seres queridos están en tus preciosas manos, y en ellas nuestras vidas están seguras. Amén.





Lectura Bíblica de hoy en: Proverbios 13:1-10


1 El hijo sabio recibe el consejo del padre;

Mas el burlador no escucha las reprensiones.

2 Del fruto de su boca el hombre comerá el bien;

Mas el alma de los prevaricadores hallará el mal.

3 El que guarda su boca guarda su alma;

Mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad.

4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza;

Mas el alma de los diligentes será prosperada.

5 El justo aborrece la palabra de mentira;

Mas el impío se hace odioso e infame.

6 La justicia guarda al de perfecto camino;

Mas la impiedad trastornará al pecador.

7 Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada;

Y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas.

8 El rescate de la vida del hombre está en sus riquezas;

Pero el pobre no oye censuras.

9 La luz de los justos se alegrará;

Mas se apagará la lámpara de los impíos.

10 Ciertamente la soberbia concebirá contienda;

Mas con los avisados está la sabiduría.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario