jueves, 17 de mayo de 2018

Oración de la mañana del 18 de Mayo

Padre mío, hoy en esta hermosa mañana me acerco a ti para darte las gracias, por este bello amanecer, por mi vida, por la vida de las personas que amo, por tu bondad y por todas las hermosas bendiciones que Tú derramas en cada uno de nosotros.

Te pido que hoy no me abandones, que me ayudes en cada prueba, ayúdame a dar amor a mi prójimo, a perdonar y pedir perdón si llego ofender a alguien.



Señor mío y Dios mío, te invito a que en este día entres en mi hogar que tu amor abrace a mi familia y permanecer unidos. 

Te entrego mi vida, la vida de mi familia y te suplico que mires nuestras obligaciones, nuestras angustias, nuestras necesidades y que por favor nos des la fuerza, la salud y la sabiduría que necesitamos para salir adelante y poder vivir en armonía, bienestar.

Te pido también por las personas que están pasando algún problema, por todos los niños del mundo, no los abandones, que ellos conozcan y sientan tu amor.

Amado Dios, gracias por haber escuchado mi oración y ayúdame a en este nuevo día haga yo tu voluntad, Amén.




Les dejo la lectura Bíblica de hoy en:

S.Juan 13:31-38

El nuevo mandamiento

31 Entonces, cuando hubo salido, dijo Jesús: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en él. 

32 Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo, y en seguida le glorificará. 

33 Hijitos, aún estaré con vosotros un poco. Me buscaréis; pero como dije a los judíos, así os digo ahora a vosotros: A donde yo voy, vosotros no podéis ir.

34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 

35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Jesús anuncia la negación de Pedro

36 Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; mas me seguirás después. 

37 Le dijo Pedro: Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi vida pondré por ti. 

38 Jesús le respondió: ¿Tu vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario