martes, 6 de noviembre de 2018

Miércoles - Oración de la mañana

He despertado con la bendición de un día más sabiendo que tú me amas, Dios mío, eres la luz de mi vida. Aunque te haya fallado sigues conmigo, Tu amor es inmenso que nunca me abandonas.

Gracias por la vida, porque si tu estas conmigo nada me falta, me has ayudado a vencer las pruebas que han venido a mi vida, contigo e obtenido la victoria, mi vida sin ti no seria nada, pero gracias a ti puedo valorar la vida y todo lo que me has dado.



Gracias por darme paz en medio de las pruebas; ayúdame en este nuevo día poder vencer las tentaciones, ayúdame a no fallarte y dar buen testimonio, necesito de ti para poder vivir de acuerdo a tu Santa Palabra.

Guárdame en tus preciosas manos, te pido que tu amor me abrace, que tu Espíritu Santo habite en mi, me guíe y me corrija y quite todo lo malo que aun hay en mi y pueda así hacer tu voluntad . Gracias por tu bella presencia en mi vida y por tus muchas bendiciones, amen.




Lectura Bíblica en: 2 Timoteo 1:3-18 Testificando de Cristo

3 Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 

4 deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 

5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 

6 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 

7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, 

9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos, 

10 pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio, 

11 del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles.

12 Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. 



13 Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús. 

14 Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

15 Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hermógenes. 

16 Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas, 

17 sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solícitamente y me halló. 

18 Concédale el Señor que halle misericordia cerca del Señor en aquel día. Y cuánto nos ayudó en Éfeso, tú lo sabes mejor.
Leer más...

martes, 23 de octubre de 2018

Martes - Oración de la noche

Amado Padre Celestial, en esta hora te agradezco porque en el transcurso de este dia no me abandonaste, pude sentir tu presencia y tu amor en mi vida, gracias por cuidarnos, te agradezco por mi familia, por protegerlos de los peligros.



Te pido que esta noche nos cuides, te pido también por cada persona que no tiene un hogar donde dormir, te pido que tu amor los abrace en esta noche, cuidalos mi Dios pues yo se que Tu eres un Padre Amoroso, y así como cuidas de mi cuidaras también de ellos.

Te pido por cada miembro de mi familia que vive en un hogar diferente que tu seas con ellos allá en sus hogares donde ellos se encuentren.

Perdona nuestras fallas, y perdona nuestros pecados, perdona si te hemos ofendido, te pido que renueves nuestras vidas y el dia de mañana podamos ser mejores personas, que vivamos tu Palabra, seamos testimonio para todo aquel que nos rodea.

Gracias mi Dios porque se que estas atento a mis palabras y escuchas mi oración, gracias por todo lo que me has dado y por tu gran misericordia. Amen




Lectura Bíblica para antes de dormir - 1 PEDRO 5:5-11 "A los fieles"

5 En cuanto a vosotros, jóvenes, respetad a vuestros mayores. Que la sencillez presida vuestras mutuas relaciones, pues Dios hace frente a los orgullosos y concede, en cambio, su favor a los humildes. 

6 Así que someteos al poder de Dios, para que él os encumbre en el momento oportuno. 

7 Confiadle todas vuestras preocupaciones, ya que él se preocupa de vosotros. 

8 No os dejéis seducir ni sorprender. Vuestro enemigo el diablo ronda como león rugiente buscando a quién devorar. 



9 Resistidlo firmes en la fe, conscientes de que vuestros hermanos dispersos por el mundo soportan los mismos sufrimientos. 

10 Y Dios, fuente de todo bien, que os ha llamado a compartir con Cristo su gloria eterna, después de estos breves padecimientos, os restablecerá, os confirmará, os fortalecerá y os colocará sobre una base inconmovible. 

11 Suyo es el poder para siempre. Amén.
Leer más...

lunes, 22 de octubre de 2018

Oración de una madre por sus hijos.

Amado Señor, te presento la vida de mis hijos, pidiendo tu bendición sobre cada uno de ellos.

Te ruego que encamines sus pasos por las sendas del bien, y los apartes del camino de error y perdición. Ayudalos a ser sabios en cada decisión que tomen y que la Palabra sembrada en ellos de fruto de justicia en sus vidas.

Quita las malas compañías de su alrededor. Ayudalos a elegir a sus amistades, que en sus vidas hayan personas que los ayude a crecer espiritualmente, personas que les den buen consejo y los ayuden afirmarse mas en su fe.




Libralos de las adicciones y la delincuencia, permiteles afirmarse en la fe en Jesucristo y ser embajadores de la Palabra de Dios a donde quiera que ellos vayan.

Ayudalos a huir de las tentaciones y ser sabios al hacer elecciones que marcaran su vida en e futuro.

Que encuentren en nuestro hogar un espacio agradable, para vivir seguros y tranquilos.

Te pido a ser padres sabios y darles un buen ejemplo, ayúdame a ser su amiga y pueda ganar su confianza para que ellos puedan contarme sus problemas y pueda ser sabia para aconsejarlos.

Te doy gracias por mis hijos, te pido que tu amor  misericordia nunca se aparte de ellos. Amen.
Leer más...

jueves, 18 de octubre de 2018

Jueves - Oración de la noche

Padre Santo, te doy gracias por este día, porque en todo momento estuviste conmigo, gracias por haberme librado de todo peligro, gracias por la paz que me das, por ser mi guía y mi protector, te pido me des un descanso tranquilo, manda tus ángeles para que cuiden nuestro hogar en esta noche.

Te pido alejes todo mal, que el enemigo no pueda tocar nuestras almas; la noche esta obscura y el enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar, pero yo se que en ti estamos seguros, te pido protejas mi hogar y mis vecinos, llena nuestros hogares con tu presencia.

Gracias mi Dios porque se que Tu eres fiel y no nos abandonas ni de día, ni de noche. En ti mi vida esta segura y en ti encuentro la paz que necesito día a día.

Te doy las gracias por ser mi fuerza, por darme la victoria en cada lucha y prueba. No permitas que me aleje de tu presencia. te pido que el día de mañana pueda yo servirte aun con mas amor y entrega.

Antes de irme a dormir te pido perdón si te falle, pues no soy perfecta, pero en ti encuentro siempre el perdón y tu misericordia es grande para con nosotros, ayúdame a mañana ser una mejor persona y pueda hacer tu voluntad. 

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Amen.




Le invitamos a leer esta lectura bíblica antes de dormir: Salmos 32:1-11 La dicha del perdón

Salmo de David. Masquil.

1 Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado.

2 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.

3 Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día.

4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah

5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah

6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.

7 Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás. Selah

8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.

9 No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento, Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti.

10 Muchos dolores habrá para el impío; Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia.

11 Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.
Leer más...

miércoles, 17 de octubre de 2018

Miércoles - Oración de la noche

Gracias Dios por todo lo que nos das, con tu protección voy a dormir tranquilo en esta noche.

Señor, tú entiendes cómo me siento y lo que pienso, aún antes de decir las palabras tú las sabes, ayúdame a ser prudente, guíame en tu verdad, cada día y cada noche necesito de ti, eres la luz que necesito, alumbra mi camino, alumbra mis pensamientos, quita todo aquello que me aleja de tu presencia.



Dame serenidad, Señor, que tu paz me haga dormir tranquilo, que ningún pensamiento, ni preocupación quiten este tiempo de descanso, dame un sueño profundo, que mañana despierte con gozo en mi corazón.

Dios bendito, no es fácil vivir como tú lo deseas, pero contigo sé que puedo hacerlo, dame fuerzas y dominio propio, que todas mis acciones reflejen que tú estás conmigo.

Perdóname Señor, sé que no he hecho todas las cosas bien, límpiame de mis errores y dame una nueva oportunidad para agradarte y bendecirte.

En esta noche oro para que le des un buen sueño a cada uno en mi hogar, bendícelos y que tengan un buen reposo en salud y con tu protección.

Te ruego que quites todo temor, que no haya nada ni nadie que impida un buen descanso, en tus manos estamos y reposaremos tranquilos y felices por todo el amor que nos das.

En paz me acostaré y dormiré, realmente es sólo contigo que siempre estaré confiado. Amén.




Lectura Bíblica en: Salmos 4:1-8 Oración vespertina de confianza en Dios

Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de David.

1 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración.

2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah

3 Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clamare.

4 Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah

5 Ofreced sacrificios de justicia, Y confiad en Jehová.

6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien? Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro.



7 Tú diste alegría a mi corazón Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.

8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque sólo tú, Jehová, me haces vivir confiado.
Leer más...

miércoles, 10 de octubre de 2018

Miércoles - Oración de la noche

En esta noche haz una oración para que Dios le dé a toda tu familia un sueño tranquilo y reparador, protegidos por su mano poderosa.

Dios eterno, gracias por esta noche, tú nos cuidas y nos proteges como familia, siempre estás a nuestro lado, nos libras de peligros, nuestra ayuda viene de ti que eres el creador del cielo y la tierra.



Cuando vamos a descansar te rogamos que protejas a toda la familia, cúbrenos y danos un sueño tranquilo y bendecido, que conciliemos el sueño con facilidad sin angustia ni temores.


Gracias Dios por darnos paz, por bendecirnos con serenidad, que tengamos salud y fuerzas para seguir adelante.

Te pedimos que nos des unión y armonía, que nos comprendamos como familia y que nos animemos unos a otros. Gracias por el amor que pones entre nosotros. En esta noche te ruego que seas escudo alrededor nuestro, que tu amor sea llenando nuestros corazones de ti.

Gracias por tus ángeles que son guardianes en nuestro hogar, líbranos de malvados, de toda obra del mal.

En tus manos dormimos tranquilos y confiados porque eres el Todopoderoso y en tus manos estamos seguros. Buenas noches, Señor. Amén.

Lectura Bíblica para leer antes de dormir en: 1 Pedro 1:3-12

Una esperanza viva

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 

4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 

5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 

6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 

8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 


9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 

11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. 

12 A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.
Leer más...

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Miércoles - Oración de la noche

Padre Santo en esta hermosa noche, vengo agradecerte por este día que me has dado, por permitirme vivirlo con mi familia, por cuidarme y darme salud.



Mi Dios no quiero que este día termine y sentir algún resentimiento, te pido pueda perdonar a las personas que por algún motivo me hicieron sentir mal, pueda yo perdonarles de corazón, y también te pido perdón mi Dios si en algún momento te falle.


Ayúdame amar a mi prójimo, quiero dormir con mi conciencia tranquila y pueda yo sentir tu paz en mi vida. Permíteme tener un descanso tranquilo, envía tus ángeles para que protejan mi hogar y aleja de aquí todo mal.


Si es tu voluntad pueda yo mañana ver nuevamente la luz del sol, y pueda yo contemplar la hermosura de tu creación, pueda yo alabarte el día de mañana, pueda servirte con amor.


Gracias mi Dios por todo lo que nos has dado, en esta noche en tus manos pongo mi vida y la vida de las personas que amo, amen.





Lectura Bíblica para leer antes de dormir: Salmos 44:1-26


Liberaciones pasadas y pruebas presentes


1 Oh Dios, con nuestros oídos hemos oído, nuestros padres nos han contado, La obra que hiciste en sus días, en los tiempos antiguos.




2 Tú con tu mano echaste las naciones, y los plantaste a ellos; Afligiste a los pueblos, y los arrojaste.


3 Porque no se apoderaron de la tierra por su espada, Ni su brazo los libró; Sino tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro, Porque te complaciste en ellos.


4 Tú, oh Dios, eres mi rey; Manda salvación a Jacob.


5 Por medio de ti sacudiremos a nuestros enemigos; En tu nombre hollaremos a nuestros adversarios.


6 Porque no confiaré en mi arco, Ni mi espada me salvará;


7 Pues tú nos has guardado de nuestros enemigos, Y has avergonzado a los que nos aborrecían.


8 En Dios nos gloriaremos todo el tiempo, Y para siempre alabaremos tu nombre. Selah


9 Pero nos has desechado, y nos has hecho avergonzar; Y no sales con nuestros ejércitos.


10 Nos hiciste retroceder delante del enemigo, Y nos saquean para sí los que nos aborrecen.


11 Nos entregas como ovejas al matadero, Y nos has esparcido entre las naciones.


12 Has vendido a tu pueblo de balde; No exigiste ningún precio.


13 Nos pones por afrenta de nuestros vecinos, Por escarnio y por burla de los que nos rodean.


14 Nos pusiste por proverbio entre las naciones; Todos al vernos menean la cabeza.


15 Cada día mi vergüenza está delante de mí, Y la confusión de mi rostro me cubre,


16 Por la voz del que me vitupera y deshonra, Por razón del enemigo y del vengativo.


17 Todo esto nos ha venido, y no nos hemos olvidado de ti, Y no hemos faltado a tu pacto.


18 No se ha vuelto atrás nuestro corazón, Ni se han apartado de tus caminos nuestros pasos,


19 Para que nos quebrantases en el lugar de chacales, Y nos cubrieses con sombra de muerte.


20 Si nos hubiésemos olvidado del nombre de nuestro Dios, O alzado nuestras manos a dios ajeno,


21 ¿No demandaría Dios esto? Porque él conoce los secretos del corazón.


22 Pero por causa de ti nos matan cada día; Somos contados como ovejas para el matadero.


23 Despierta; ¿por qué duermes, Señor? Despierta, no te alejes para siempre.


24 ¿Por qué escondes tu rostro, Y te olvidas de nuestra aflicción, y de la opresión nuestra?




25 Porque nuestra alma está agobiada hasta el polvo, Y nuestro cuerpo está postrado hasta la tierra.


26 Levántate para ayudarnos, Y redímenos por causa de tu misericordia.
Leer más...

viernes, 21 de septiembre de 2018

Viernes - Oración de la noche

Amado Dios, estamos a pocas horas que este día termine y te agradezco tu compañía y en este momento me acerco hasta Ti para darte gracias por haber sido mi guía, mi fuerza y mi compañía.

Te doy gracias por estar conmigo a cada momento, por las alegrías de este bello día que termina, por darme la victoria, por ser mi amigo y mi Padre, este día nada me a faltado pues contigo nada me falta.

Antes de irme a dormir te entrego mi vida y la de mi familia  y te pido que nos libres de los peligros inesperados de la noche. Dame un descanso tranquilo, te pido perdón por mis fallas, pueda yo dormir con mi conciencia tranquila, obtenga yo tu perdón y así mi alma tenga la paz que necesita.

Te pido me permitas despertar con fe y alegría, pueda yo seguir sirviéndote con amor y entregarte mi vida entera. Amado Dios, por favor protege mi vida, la vida de mi familia y danos un nuevo día colmado de bienestar, alegría y bendiciones, Amén.




Le invitamos a leer esta lectura bíblica antes de dormir: Salmos 19:1-14

Las obras y la palabra de Dios
Al músico principal. Salmo de David.

1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría.

3 No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz.

4 Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol;

5 Y éste, como esposo que sale de su tálamo, Se alegra cual gigante para correr el camino.

6 De un extremo de los cielos es su salida, Y su curso hasta el término de ellos; Y nada hay que se esconda de su calor.

7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

11 Tu siervo es además amonestado con ellos; En guardarlos hay grande galardón.

12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.

13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.
Leer más...

martes, 18 de septiembre de 2018

Miércoles - Oración de la mañana

Amado Dios, vengo ante tu presencia para darte gracias por haberme elegido para vivir este hermoso día.

Cada nuevo amanecer es un maravilloso regalo de tu parte y por eso hoy pienso vivir intensamente, amar, sonreír y tratar de ayudar y hacer felices a los demás. 



Señor, Permíteme la dicha de ser un humilde instrumento de tu obra, no permitas sea piedra de tropiezo, ayúdame a hablar sabiamente y no ofender a nadie, que con mis palabras y mis hechos yo honre tu Nombre.

Señor mío, gracias por bendecirme cada día, quiero alabarte porque me has regalado la vida. Me diste un techo donde descansar, una familia, alimentos en nuestra mesa, ropa que nos viste y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos.

Puede ser que no tengamos grandes fortunas, pero si Tú estás con nosotros, siempre tendremos aquello que necesitamos, pues tu presencia aleja toda necesidad.

Por eso te pedimos llenos de fe y esperanza que por favor nunca te apartes de nuestras vidas. Te suplico que cubras nuestros cuerpos, nuestra mente y nuestra alma con tu preciosa sangre y nos libres siempre de todo mal. Tómanos de la mano y llévanos por el camino correcto.

Padre celestial, reconozco mi fragilidad y sé que hoy y siempre necesito de Ti para poder vivir mi vida.

Por favor dame el valor necesario para afrontar todas las situaciones que se presenten en este día que apenas empieza, sabiduría para tomar buenas decisiones, fuerza para protegerme del injusto y proteger a los demás de las injusticias, compasión para vivir en la generosidad del perdón y fe para poder alcanzar mis más grandes anhelos.

Señor, concédeme la dicha de vivir bajo tu hermoso manto de luz y de amor y nunca te apartes de mí lado, Amén.



Lectura Bíblica de hoy en: Colosenses 4:1-6

1 Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos.

2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;

3 orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso,

4 para que lo manifieste como debo hablar.

5 Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo.



6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.
Leer más...